Superdeportivo LFA

Lexus-LF-A

El LFA debuta por primera vez en el 41º Salón del Automóvil de Tokyo. Es el resultado de un proyecto de desarrollo de un superdeportivo de altas prestaciones.

Creado desde cero por un equipo de élite de ingenieros de Lexus, el LFA es un superdeportivo incomparable con ningún otro. Ha sobrepasado todos los límites en su desarrollo y redefine el superdeportivo del Siglo XXI. Es dinámico y excitante y proporciona una suprema experiencia de conducción.

En 2004 se probó un LFA prototipo en el circuito de Nürburgring, mientras que el primer estudio de diseño se desveló en Detroit en 2005. Lexus inscribió el LFA en las 24 Horas de Nürburgring de 2008 y 2009, para llevar al LFA hasta el límite en las condiciones más exigentes.

  • El LFA emplea una extraordinaria carrocería de plástico reforzado con fibra de carbono (PRFC) para lograr una integridad excepcional y una gran ligereza constructiva.
  • Un trío de sofisticadas piezas moldeadas de PRFC comprenden el 65% del peso del habitáculo, consiguiendo una reducida tara de 1.485 kg.
  • La aplicación interna de la nueva tecnología PRFC tiene como resultado un nuevo y avanzado proceso de unión entre PRFC y aleaciones metálicas.
  • El desarrollo interno representa que esta tecnología PRFC líder en el mundo está preparada para su futura producción en masa en otros modelos de Lexus.

Preimpregnación

La prepeg o preimpregnación es un proceso manual que emplea láminas de fibra de carbono impregnadas con resina termoendurecible. Crea una estructura extremadamente rígida y estable. Principalmente se emplea para formar la estructura principal del habitáculo.

Transferencia de resina RTM

La RTM emplea componentes preformados de fibra de carbono que posteriormente se impregnan de resina termoendurecible. Se emplea en el túnel de transmisión, el panel del suelo, el techo y el capó.

Compuesto de moldeo en láminas reforzado con fibra de carbono (C-SMC, por sus siglas en inglés)

El C-SMC emplea fibras de carbono cortas embutidas a presión en un molde. Se emplea en el pilar C y el suelo de la zona trasera.

Un extraordinario habitáculo de PRFC con extensiones de aluminio para acoger el motor y la suspensión

Lex8LfaFeaPerCocFulDas_tcm633-932297

La utilización de PRFC constituye un enfoque inusual en la construcción de vehículos de alto rendimiento; sin embargo, lo que distingue todavía más la estrategia de Lexus es la decisión de desarrollar la sofisticada estructura PRFC totalmente en la propia empresa. Un ejemplo de los beneficios de este enfoque se encuentra en el desarrollo de un proceso automatizado de tejido con sensores de hilo láser que garantizan la integridad del tejido junto a un espectacular ahorro en tiempo de fabricación.

Se desarrolló un sofisticadísimo telar de fibra de carbono tridimensional especialmente para el programa LFA.

El equipo del LFA también ha desarrollado una tecnología avanzada de fijación para unir piezas de metal y de fibra de carbono. Los procesos convencionales de unión emplean una inserción roscada de aluminio que se cubre con el PRFC. Sin embargo, el LFA utiliza un innovador sistema que no necesita una inserción ni el contacto directo con el PRFC mediante el empleo de una abrazadera de aluminio con ala para unir los dos materiales, superando las debilidades inherentes de dichas uniones.

MOTOR V10 4.8L

Lex8LfaFeaV10Eng_tcm633-932276

Unas prestaciones que cortan la respiración, procedentes de un nuevo motor V10 de 4,8 litros creado expresamente para este automóvil.

  • Un diseño con una respuesta increíble, capaz de revolucionarse desde el ralentí a la línea roja de las 9.000 rpm en 0,6 segundos.
  • Las piezas de baja fricción y desarrolladas en competición llevan la potencia y el par máximos hasta 412 kW (560 cv) a 8.700 rpm y 480 Nm a 6.800 rpm.
  • Diseño compacto, tan pequeño como un V8 tradicional con el peso de un V6 común, generando 85,7 kW por litro.
  • Una potencia extrema combinada con un peso ultraligero dispara el LFA hasta los 100 km/h (62 mph) en solo 3,7 segundos y una velocidad máxima de 325 km/h (202 mph).

Basándose en la experiencia en la durísima competición de las 24 Horas de Nürburgring, Alemania, el equipo de desarrollo del LFA lo equipó con un motor V10, con vocación de carreras y especialmente diseñado para él, que establece un nuevo paradigma por sus dimensiones compactas, su arquitectura ligera y su brillante rendimiento. El motor 1LR-GUE, construido expresamente, emplea un amplio ángulo de 72º entre cilindros para lograr un equilibrio primario y secundario perfectos y adopta exóticos materiales ultraligeros, como válvulas y bielas de titanio, pistones de aluminio forjado y balancines con recubrimiento de silicio y carbono tipo diamante. La admisión atmosférica, sin turboalimentación, procede de 10 cuerpos de la mariposa separados y controlados electrónicamente que proporcionan una entrega de potencia muy lineal y predecible. Este avanzado diseño estima el volumen de aire de acuerdo con el ángulo del pedal del acelerador, calculando a partir de ahí el volumen de combustible inyectado, que depende directamente de las órdenes del conductor, proporcionando una respuesta instantánea.

Ofrece una aceleración sobrecogedora con una precisión quirúrgica

A ello hay que sumar un cárter totalmente integrado con los cilindros conectados en parejas para minimizar las pérdidas por bombeo. Con todo, el programa de baja fricción y el sistema de admisión de alta respuesta permiten que esta planta motriz alcance un impresionante régimen máximo de 9.000 rpm en solo 0,6 segundos partiendo del ralentí. De hecho, este nivel de respuesta requiere el empleo de un cuentarrevoluciones digital, dado que una unidad analógica convencional es simplemente incapaz de moverse al mismo ritmo que el motor.

El V10 del LFA también cuenta con un sistema de lubricación de cárter seco que no solamente sitúa el bloque motor en una posición muy baja en el compartimento del motor, para un centro de gravedad más bajo, sino que también permite que el motor soporte giros continuados a alta velocidad con aceleraciones laterales superiores a 2G.

Lubricación de cárter seco para un diseño compacto y una lubricación estable en curvas rápidas

El motor resultante no tiene parangón. Además, el V10 del LFA es tan pequeño como un V8 tradicional pero tan ligero como un V6 convencional. La potencia y el par máximos ascienden a 412 kW (560 CV) a 8.700 rpm y 480 Nm a 6.800 rpm, respectivamente. Al combinarlos con el reducido peso total del LFA y su avanzado diseño aerodinámico, bastan para propulsar al LFA hasta 100 km/h en solo 3,7 segundos y hasta una velocidad máxima de 325 km/h.

Los componentes de PRFC se unen al metal con un diseño innovador que no necesita inserciones roscadas.

En la actualidad, el desarrollo plenamente interno de la tecnología de PRFC permite a Lexus la oportunidad única de desplegar esta tecnología, que genera espectaculares ahorros de peso en futuros modelos de Lexus.

Participa

Deja tu comentario

Los campos obligatorios están señalados con el símbolo asterisco (*).


He leído y acepto las condiciones de uso

CONDICIONES: Los datos de carácter personal que Vd. nos facilite serán incorporados a un fichero titularidad de Toyota Canarias, S.A. con la finalidad de gestionar y dar respuesta, si fuera preciso, a los comentarios que realice en este blog, todo ello con sujeción a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.<(p>

Usted responderá, en cualquier caso, de la veracidad de los datos facilitados, reservándose TOYOTA Canarias, S.A. el derecho a excluirle de los Servicios registrados en el caso de que haya facilitado datos falsos, sin perjuicio de las demás acciones que procedan en Derecho.<(p>

Vd. podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición dirigiendo una solicitud y adjuntando una fotocopia de su Documento Nacional de Identidad a Toyota Canarias, S.A - Departamento CRM – Diego Vega Sarmiento, 5 – 35014 Las Palmas de Gran Canaria.<(p>